5 mar. 2015

OZONE EDGE


Sobre todo escuelas porque lo sufren con sus alumnos pero en general los que llevan unos años en este mundillo son conocedores de los problemas que causa la falta de mantenimiento de tu cometa.
Pequeños cortes, poros, arañazos, hilos desgastados, lo que parecen pequeños problemas son el desencadenante de las grandes explosiones y desgarros en el tejido. 
Es muy importante revisar después de cada baño el material, observándolo a trasluz y detenidamente el borde de ataque, principalmente en zonas donde suele arrastrarse. Lo marcaremos con una cinta o tiza y es conveniente repararlo, evitaremos un mal mayor, garantizamos una reparación limpia y nuestra cometa lucia siempre perfecta y no tendremos contratiempos, lo que supone navegar con la tranquilidad de que todo esta en buen estado de funcionamiento.

En este caso la cometa tiene distintas zonas de desgaste de hilos que pueden provocar que se abra la costura y explote.
También cortes y poros en el tejido sencillo cerca del borde de ataque, sitio donde se genera mucha presión en caídas, pudiendo generarse desgarros de borde a borde importantes.
Saneamos también otra zona de reparación mal hecha con puntadas muy abiertas y que también puede ser el inicio de un desgarro.
Ya por último hacemos un severo control de hinchado para comprobar que la cometa no pierde presión, lo que provocaría también roturas del tejido por pliegue, además de un mal comportamiento en vuelo.











No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.